Esta informacion es para el uso de los médicos y otros profesionales de la salud. Si usted es un paciente, su médico puede explicarle como usar esta informacion en su caso.

Volver al índiceVolver al índice


Patología del pezón. Derrames por el pezón. Fistulización periareolar recidivante.

Autor: Dr. Ángel Alonso Álvaro
Tomado de: http://www.uninet.edu

Patología del pezón

Las principales manifestaciones clínicas de la patología del pezón son:

  1. Dolor
  2. Telotismo: erección permanente del pezón (se ve en mujeres con THS)
  3. Inflamación
  4. Alteraciones de la superficie cutánea: grietas, eczema, enfermedad de Paget, etc.
  5. Tumoraciones: quistes de retención, hidrosadenitis de las glándulas sudoríparas areolares, quistes sebáceos, tumores benignos como el fibroma, papiloma, adenoma papilar, etc.
  6. Deformidades: alteraciones del tamaño, de la forma, o la presencia de umbilicación y retracción.

Los principales cuadros patológicos son:

Inflamaciones del pezón

La mayoría de las veces se relacionan con microtraumatismos repetidos, por ejemplo con el deporte (jogging) o el roce de objetos en los bolsillos de las blusas (enfermeras).Otras veces se debe a la inflamación de pequeños quistes de retención (quistes sebáceos). El tratamiento es la supresión de la causa y antiinflamatorios tópicos.

Alteraciones cutáneas

Consideramos: grietas, eczema, hiperqueratosis y sobre todo la enfermedad de Paget que se estudia en otro tema.

Tumoraciones

  1. Existen quistes de retención por epitelización del poro galactofórico, que se visualizan como pequeñasperlas en la punta del pezón
  2. Existen quistes sebáceos, tanto en el pezón como en la areola, que pueden infectarse formando abscesos.
  3. La hidrosadenitis de las glándulas sudoríparas apocrinas areolares origina un cuadro de procesos inflamatorios a este nivel, deben diferenciarse del absceso subareolar y de la fistulización periareolar
  4. El fibroma
  5. El adenoma papilar se encuentra descrito en la literatura bajo diferentes denominaciones: papilomatosis florida, adenomatosis erosiva, adenoma papilar, adenoma del pezón, etc. Se caracteriza por la proliferación epitelial papilar a nivel de los galactóforos terminales en la región del pezón, adoptando un patrón pseudoinfiltrativo y habiéndose descrito en raras ocasiones su malignización. Se acepta que el proceso evoluciona en tres fases de forma lenta: primera fase o fase tumoral, se aprecia un nódulo, debe diferenciarse del papiloma solitario; la segunda fase o fase erosiva, aparece una erosión a nivel cutáneo que adopta un aspecto eczematoso o ulcerativo, de aquí el nombre, hay que diferenciarlo de la enfermedad de Paget; la tercera fase o fase exuberante o dendrítica, se conoce como papilomatosis erosiva del pezón, pueden aparecer hemorragias y es fácil la infección. Se trata pues de un proceso que evoluciona en varias fases clínicas, lo que ha originado denominaciones diferentes como si de procesos patológicos distintos se tratara, lo que crea cierta confusión. El tratamiento es quirúrgico.
  6. Enfermedad de Paget
  7. Infiltración neoplásica

Deformidades

Ya se han analizado con anterioridad, tienen especial importancia las retracciones del pezón.

Derrames por el pezón

Concepto

Derrame mamario es la aparición por el pezón o por la areola de algún tipo de sustancia: fisiológica o patológica.

Fisiológica: embarazo y postparto. A la aparición de secreción láctea fuera del período fisiológico de la lactación, se denomina galactorrea.

A las secrecciones no lácteas las denominamos en general telorreas.

Dentro de éstas: cuando existen secreciones infecciosas hablamos de derrames purulentos y de telorragias ante secreciones hemáticas.

Asimismo, existen derrames de distintas sustancias en las areolas debido a diversos procesos que afectan a las glándulas sudoríparas, sebáceas y pilosas.

Incidencia

Clasificación y tipos

Valoraremos los siguientes aspectos:
  1. por el lugar de presentación:
    • derrames por el pezón (telorreas)
    • derrames por la areola

    Dentro de las telorreas es importante definir si se trata de un proceso unilateral o bilateral (ambas mamas). Asimismo, debemos considerar si es uniorificial (unicanalicular) o pluriorificial (pluricanalicular). Los derrames de origen tumoral suele ser unilaterales y unicanaliculares, mientras que los funcionales suelen ser bilaterales y pluricanaliculares.

  2. por el aspecto macroscópico:
    • lechoso (galactorrea): blanco, fluido
    • sero-acuoso: transparente, acuoso
    • cremoso: amarillo-gris-verdoso
    • pastoso: blanco, espeso, fétido
    • purulento: amarillo, cremoso
    • sero-hemático: transparente, rosado
    • hemático: rojizo

    Los más frecuentes son el lechoso y el sero-acuoso. La matización sobre el color no siempre es fácil.
    En general, pensaremos ante un color hemático en el papiloma y en el verdoso en la ectasia ductal.

  3. por su etiología
    Los derrames de aspecto lechoso corresponden a galactorreas, los cremosos a ectasias ductales, los purulentos a procesos infecciosos, los acuosos a papilomas y cáncer y los serosos y hemáticos son más indefinidos. La mayor parte de las telorreas corresponde a trastornos funcionales, no obstante un porcentaje relevante corresponde a patología orgánica. Pese a que la mayoría de la patología orgánica es benigna, casi toda precisa tratamiento quirúrgico.

Diagnóstico

Se basa en:

  1. Anamnesis: antecedente de gestación, ingesta medicamentosa, etc.
  2. Exploración mamaria:
  3. Estudio citológico: nos orienta sobre las diferentes entidades capaces de producir telorreas:
  4. Estudios complementarios

Por medio de los métodos anteriores estamos en condiciones de establecer un diagnóstico exacto y posteriormente realizar el adecuado tratamiento del proceso correspondiente.

Fistulización periareolar recidivante

El absceso periareolar crónico y recidivante ocurre en la mujer durante la época fértil de la vida.

Se caracteriza por la formación repetida (entre cinco días y seis meses) de un absceso superficial a nivel de la zona periareolar.

A partir del cuadro inicial se suceden crisis de retención y fistulización. Existe dolor en la fase de retención, sin fiebre ni participación del estado general.

La fistulización se produce en el límite de la areola y se calma el dolor con la salida de un líquido de aspecto purulento.

Dicho proceso se acompaña siempre de umbilicación del pezón.

La galactografía no muestra ni obstrucción ni dilatación del conducto galactofórico y se aprecia la comunicación de éste con el trayecto fistuloso.

La etiología de la enfermedad radica en la epidermización de la parte inicial del conducto galactóforo, sería una pérdida de la línea cutáneo-mucosa facilitada por la umbilicación del pezón, formándose un "quiste de inclusión epidérmica".

El tratamiento consiste en la extirpación del trayecto fistuloso y en la eversión del pezón, junto con la resección del conducto galactóforo implicado con parte del pezón.

Se utiliza la vía transareolar con extirpación en bloque y seguido de la reconstrucción del pezón (Técnica de Prats).

 

Volver al índiceVolver al índice


Esta página fue actualizada por última vez el martes 23 de octubre de 2007. © CIRUGEST. Derechos de reproducción reservados.