ISSN: 1576-2025

Caso clínico: Rotura en dos tiempos del bazo. Accidente laboral.
Antonio Carbonell-Tatay, Raquel Torró Calatayud, Raquel Tomás Aura
Muvale. Valencia. España.
[Arch Cir Gen Dig, 2004 Apr 05 © Cirugest]

Carbonell-Tatay A, Torro Calatayud R, Tomas Aura R
Caso clínico: Rotura en dos tiempos del bazo. Accidente laboral.
Arch Cir Gen Dig 2004 Apr 05. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2004/04-05/2004-04-05.htm

Resumen

Presentamos un caso de accidente laboral en varón de 27 años, que 6 días después de un traumatismo teóricamente sin importancia, presenta un cuadro compatible con lesiones internas en abdomen.

Introducción y anatomía

El bazo pesa normalmente de 100 a 250 g. Se encuentra en una excavación limitada dorsalmente por el riñón izquierdo y la glándula suprarrenal, lateralmente por la porción costal del diafragma, cranealmente por la cúpula del diafragma, ventromedialmente por el estómago y caudalmente por la flexura esplénica del colon.

Los ligamentos del bazo son reflexiones peritoneales. El bazo se encuentra suspendido por estos ligamentos en el hipocondrio izquierdo.

El ligamento gastroesplénico, que es una continuación del gastrocólico, contiene los vasos cortos del estómago, estos vasos son las ramas terminales de la arteria esplénica y se anastomosan con la circulación gastroepiploica.

El ligamento frenoesplénico se refleja por encima del riñón y recibe entonces el nombre de ligamento espleno-renal; la porción inferior del ligamento espleno-renal, que se refleja sobre el colon, se conoce con el nombre de ligamento esplenocólico.

El ligamento espleno-renal contiene la arteria y vena esplénicas, así como la porción más distal de la cola del páncreas.

El bazo está irrigado por la arteria esplénica que es la rama mayor del tronco celíaco. Discurre por el borde superior del páncreas.

La vena esplénica acompaña a la arteria en su curso por el borde superior del páncreas y se encuentra por debajo de la arteria.

La vena esplénica se une con la mesentérica superior para formar la vena porta.

Traumatismos cerrados

Pueden conducir a la laceración, fragmentación o avulsión del bazo y su pedículo vascular.

A menudo este tipo de traumatismo origina la formación de hematomas, estos hematomas pueden permanecer asintomáticos por un cierto tiempo, absorbiendo líquido extracelular, esto produce edema con la eventual rotura de la cápsula esplénica y hemorragia intraabdominal.

Este mecanismo se puede completar, desde varias horas después del traumatismo, a varios días después.

También la hemorragia en dos tiempos, se produce por progresión de la hemorragia intraparenquimatosa contenida dentro de la cápsula, hasta su estallido.

Caso clínico

Paciente de 27 años de edad, que acude a consulta por haber sufrido contusión en dorso, parte izquierda, durante el trabajo, el día anterior y que ahora refiere molestias locales en la zona de la contusión. No refiere antecedentes personales ni familiares de interés.

A la exploración no se aprecia hematoma ni hinchazón en la zona referida, aunque acusa molestias locales a la palpación. La exploración abdominal es totalmente anodina. La tensión arterial era de 140/750 mm de mercurio. Las radiografías de tórax y abdomen no muestran patología.

Ante la exploración realizada y la banalidad de los síntomas, se recetan anti-inflamatorios no esteroideos locales, sin dar calmantes para no enmascarar ningún cuadro clínico. Se le explica al paciente que a pesar de estar físicamente bien, el lugar de la contusión puede acarrear otro tipo de consecuencias más tardías. Que ante cualquier síntoma debe volver a consulta o acudir al hospital más cercano si la sintomatología fuese alarmante.

A los 6 días de la visita anterior, vuelve a consulta por presentar febrícula y varias deposiciones diarreicas. La tensión arterial sigue con 140/75 mm de Hg. El abdomen es blando y depresible; sin puntos dolorosos, aunque impresiona muy sutilmente de haber líquido libre. La piel impresiona de palidez, aunque las conjuntivas permanecen coloreadas. El paciente insiste en que su color es el de siempre y su abdomen siempre ha sido un poco globuloso. Se vuelve a practicar radiología de abdomen que es normal.

Visto lo anterior, y con poca convicción por nuestra parte ( la exploración era muy banal) se remite a nuestro Hospital para descartar una posible rotura esplénica en 2 tiempos.

En el Hospital se confirma mediante ecografía la presencia de líquido libre intraperitoneal y la rotura de la cápsula esplénica. La tensión arterial sigue mantenida. El hematocrito es del 34%. Desde el período de la exploración ecográfica, hasta la subida al quirófano (1 hora, aproximadamente, de preparación prequirúrgica) el paciente empeora con rapidez, apreciándose abombamiento abdominal, disminuyendo la tensión arterial y aumentando el ritmo cardiaco, siendo el pulso más débil.

Se practica laparotomía con urgencia, apreciándose gran cantidad de sangre en cavidad abdominal (4 litros medidos en aspirador, ya le habían pasado 3 unidades de concentrado de hematíes), y un estallido del bazo.

Figura 1.
(Haga click en la imagen para verla más grande)
Figura 2. En la imagen se aprecia la gran cantidad de sangre libre.
(Haga click en la imagen para verla más grande)

Al ligar los vasos esplénicos, se produce una mejoría inmediata, procediendo a practicar una esplenectomía, que en este caso fue laboriosa al estar el bazo aumentado de tamaño por el hematoma intracapsular.

La evolución fue satisfactoria

Figura 3. Ligadura del pedículo esplénico.
(Haga click en la imagen para verla más grande)
Figura 4. Pieza extirpada con la cápsula destrozada.
(Haga click en la imagen para verla más grande)

Conclusión

Es importantísimo destacar, la ausencia de sintomatología, al comienzo del proceso, así como también tener presente la velocidad del deterioro del paciente cuando la rotura se produce en 2 tiempos al estallar la cápsula esplénica días después del traumatismo.

Hay que tener presente siempre esa posibilidad, ya que se han descrito casos de rotura esplénica hasta 21 días después de la contusión inicial.

Bibliografía

1. Florez Nicolini F.; Casaretto E.A.; Relato Oficial 67º Congreso Argentino de Cirugía.
Número Extraordinario Rev. Arg. Cirugía. 1996
2. Nora, P. F. Cirugía General. Principios y Técnicas 2ª Edición. Barcelona España 1985.
3. Lucas CE. Splenic trauma. Choice of management. Ann Surg. 1991 Feb; 213(2): 98-112.
4. Balsalobre B, Carbonell-Tatay F. Cellular immunity in splenectomized patients. J Investig Allergol Clin Immunol. 1991 Aug; 1(4): 235-238.

 

Artículo anteriorÍndice de la revistaArtículo siguiente

 

Código de conductaCIRUGEST suscribe y acepta el código de conducta para sitios web de salud y medicina de la Health On the Net Foundation Correo1.gif (3506 bytes)Enviad vuestras ideas, sugerencias, ayudas y comentarios al Administrador de CIRUGEST.