ISSN: 1576-2025

Adenopatía cervical. Enfermedad de Kikuchi-Fujimoto.
Antonio Carbonell-Tatay, Francisco Javier Landete Molina, Vicente Casp Vanaclocha
Servicio de Cirugía General y Digestiva. Hospital de Ontinyent. Ontinyent. Valencia. España.
[Arch Cir Gen Dig, 2004 Mayo 10 © Cirugest]

Carbonell-Tatay A, Landete Molina FJ, Casp Vanaclocha V.
Adenopatía cervical. Enfermedad de Kikuchi-Fujimoto.
Arch Cir Gen Dig 2004 May 10. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2004/05-10/2004-05-10.htm

Resumen

Presentamos un caso clínico de una mujer de 20 años de edad, que acude a nuestra consulta por presentar tumoración latero-cervical, que se identifica como adenopatía patológica, sin historia anterior que justifique su aparición. No aparecían alteraciones analíticas y fue la exploración física y la ecografía de cuello lo que nos indujo a biopsiarla. El análisis anatomopatológico nos dio el diagnóstico.

Introducción

Las adenopatías cervicales se ven con mucha frecuencia en las consultas de cirugía, casi siempre para asegurar el diagnóstico mediante extirpación-biopsia y hacer así los posibles diagnosticos diferenciales con las enfermedades de características malignas que se presentan de esta forma.

La enfermedad de Kikuchi-Fujimoto o linfoadenitis histiocítica necrotizante es una entidad poco frecuente, benigna, autolimitada, febril y que se ha asociado a un compromiso viral o autoinmune, que se caracteriza por compromiso inflamatorio ganglionar, a menudo cervical, indolora y que afecta mayoritariamente a mujeres jóvenes ( Martinez S, Orti A y otros).

Se resuelve habitualmente en un plazo de 2 a 3 meses pero se han descrito recurrencias a largo plazo.

Descrita en 1972 en mujeres asiáticas tiene un patrón histológico caracterizado por compromiso de linfocitos T, focos necróticos paracorticales, marcada proliferación de histiocitos y macrófagos con ausencia de neutrófilos y el diagnóstico diferencial es con linfoadenitis infecciosa, incluyendo la tuberculosis, el Lupus eritematoso sistémico (LES) y linfomas Su presentación en la edad pediátrica es rara.

Caso clínico

Paciente de 20 años de edad, con antecedente de pitiriasis rosada de Gisbert, que acude anuestra consulta, por presentar desde hace 15 días una tumoración látero-cervical izquierda, compatible con una adenopatía infartada.

Ha sido tratada con aines y enzimas proteolíticos por su médico de cabecera, no mejorando el cuadro.

Exploración: Se palpa una adenopatía en la región látero-cervical izquierda, de 2 x 2 cm aprox., dolorosa a la presión, ligeramente adherida a planos profundos y de bordes redondeados. Parecen palparse otras adenopatías, una de ellas a nivel inferior del músculo esternocleidomastoideo de tamaño y características similares a la anterior.

Analítica: Sin alteraciones, llamando tan solo la atención un ligero descenso en la formula, de los leucocitos neutrófilos.

Ecografía: En región látero-cervical posterior, se aprecia un nódulo de 2 x 0’75 x 1’61 cm. Asimismo se aprecian multiples nódulos en región yugulodigástrica, el mayor de 2’7 x 0’86 x 0’75 cm. Estos últimos son patológicos en tamaño. También se aprecian ganglios en la región supraclavicular. Tiroides normal. Submaxilares normales.

Se interviene, practicando extirpación-biopsia de la adenopatía más llamativa, remitiéndose a Anatomía Patológica, cuyo informe transcribimos a continuación:

Ganglio linfático que muestra una arquitectura parcialmente borrada por la existencia de amplias áreas de necrosis paracortical junto a zonas de proliferación celular con cierto crecimiento difuso. En las áreas de necrosis hay cariorrexis, con macrófagos y cuerpo tingibles. El número de células plasmáticas es muy escaso y no se observan neutrófilos.Existen numerosos histiocitos, linfocitos transformados y monocitos plasmocitoides. El ganglio no afectado (por la necrosis ni por el crecimiento celular) conserva su arquitectura habitual.
Se han realizado técnicas de inmunohistoquímica entre las que destaca una población linfoide CD43 positiva, negativa para CD20. El CD68 ha sido positivo en las celulas de tipo histiocitario. CD15 y CD30 han sido negativos. Este perfil inmunohistoquímico es compatible con el diagnóstico morfológico de Linfadenitis necrotizante de Kikuchi.

La paciente evolucionó favorablemente con tratamiento antiinflamatorio.

Conclusión

La linfadenitis necrotizante, es un proceso benigno, su etiología aún no se sabe con certeza aunque se piensa en posibles infecciones virales o desordenes autoinmunes.

Es más frecuente en mujeres jóvenes, y clínicamente se caracteriza por la presencia de adenopatias en la zona cervical que se acompañan de fiebre. La evoloción es a la curación en un plazo que oscila entre 2 y 3 meses. Está descrito algún caso de evolución fatal.

El diagnóstico es histológico y las técnicas de inmunohistoquímica (CD15 y CD30) se deben de realizar para su catalogación.

Para los cirujanos es una posibilidad diagnóstica, que hay que tener en cuenta, ante la presencia de adenopatías cervicales aumentadas de tamaño.

Agradecimientos

Agradecemos la ayuda de la Dra. Doña Maria José Roca del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Lluis Alcañiz de Xátiva.

Bibliografía

1. Kikuchi M: Lymphadenitis showing focal reticulum cell hyperplasia with nuclear debris and phagocytosis. Nippon Ketsueki Gakkai Zasshi 1972; 35: 379-80.
2. Fujimoto Y, Kosima Y, Yamaguchi K: Cervical subacute necrotizing lymphadenitis. A new clinicopathologic agent. Naika 1972; 20: 920-7.
3. Etcheverry R, Armas Cruz R, Martínez V: Linfoadenitis necrotizante subaguda (Enfermedad de Kikuchi y Fujimoto). Rev Méd Chile 1990; 118: 431-6.

 

Artículo anteriorÍndice de la revistaArtículo siguiente

 

Código de conductaCIRUGEST suscribe y acepta el código de conducta para sitios web de salud y medicina de la Health On the Net Foundation Correo1.gif (3506 bytes)Enviad vuestras ideas, sugerencias, ayudas y comentarios al Administrador de CIRUGEST.