ISSN: 1576-2025

Fractura de la diáfisis de fémur en niños. Análisis del período entre 2001-2002 en el Hospital de Edendale.
Carlos Cabrera Álvarez
Doctor en Medicina. Segundo Jefe del Departamento de Ortopedia.
Hospital de Edendale. Provincia de KwaZulu-Natal. República de Sud-Africa
[Arch Cir Gen Dig, 2005 Feb 21 © Cirugest]

Cabrera Alvarez C
Fractura de la diáfisis de fémur en niños. Análisis del período entre 2001-2002 en el Hospital de Edendale.
Arch Cir Gen Dig 2005 Feb 21. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2005/04/2005-02-21.htm

Resumen

Analizamos todos los pacientes que fueron ingresados en el Hospital de Edendale de la Provincia de Kwazulu-Natal durante el período comprendido entre el 2001-2002 que sufrieron de fracturas de fémur. Nuestros parámetros fueron edad, sexo, número de días en tracción que fueron mantenidos los pacientes (figura 1) y tiempo que mantuvieron la espica de yeso (o pantalón para deambular) (figura 2), diferentes tratamientos utilizados y complicaciones.
En el análisis observamos que la espica de yeso fué el tratamiento más efectivo entre la edad 0 a 10 años de edad. En los pacientes en los que fueron víctima de traumas de gran energía, con otras complicaciones, de edad de más de 10, años, es importante analizar la posibilidad del tratamiento quirúrgico en cuales quiera de sus variedades. En este último tipo de tratamiento, recomendamos el Titanium Elastic Nail (TEN) de la firma Sinthes, por las siguientes razones:

En este estudio no se incluyen las fracturas obstétricas.

Introducción

La fractura de la diáfisis del fémur representa del 1 al 2 % de las fracturas en el niño. Los varones sufren 2,5 veces más esta fractura que las hembras. Cuando esta fractura se produce por accidente automovilísticos representa el 65%, cuando no se atrribuye a esta causa se debe sospechar que es producto de abuso infantil.

Por lo regular las fracturas de la diáfisis del fémur que se producen entre los 4 a 7 años de edad son causadas por accidentes en bicicletas.

La edad y la severidad del trauma, son las determinantes en el manejo de los casos. Los niños más pequeños son los que menos requieren tracciones prolongadas o intervenciones quirúrgicas. Los traumas de alta velocidad son más factibles de ser intervenidos quirurgicamente. Finalmente los traumas de baja energía en niños pequeños son factibles de ser manejados con reducción cerrada y espica inmediata. Por otra parte las lesiones de alta energía en adolescentes son manejados tempranamente con estabilización quirúrgica.

La intención de nuestra investigación, es definir y crear una guía adecuado en el tratamiento de la fractura de la diáfisis del fémur en el Hospital de Edendale.

Material y método

En nuestra investigación encontramos 49 pacientes que sufrieron de fractura de la diáfisis del fémur durante los años 2001-2002 (22 en 2001 y 27 en el 2002). Nuestra información proviene de las historias clínicas y algunas notas y datos recogidos personalmente por el autor.

Análisis de los resultados

En este estudio 22 de nuestros pacientes presentaron fracturas de la diáfisis del fémur en el año 2001 y 27 en el 2002. Ellos fueron 5 femeninos y 17 masculinos en el 2001 y 7 femeninos y 20 masculinos en el 2002.

35 pacientes sufrieron de fracturas del fémur derecho y 14 en el izquierdo.

Tabla 1. Distribución de casos según el sexo.
Sexo 2001 2002 TOTAL %
Femenino 5 17 22 24,50%
Masculino 17 20 37 75,50%
Total 22 27 49 100%

 

Tabla 2. Distribución de casos según la edad.
Edad 2001 2002 Total %
Menos de 2 años 4 3 7 14,20%
2-6 años 8 12 20 40,90%
7-10 años 10 12 22 44,90%
Total 22 27 49 100%

 

Tabla 3. Distribución de casos según el femur afectado.
Fémur afecto 2001 2002 Total %
Derecho 14 21 35 71,43%
Izquierdo 8 6 14 28,57%
Total 22 27 49 100%

 

Tabla 4. Resultados del tratamiento conservador.
Tracción 2001 2002 Total %
Menos de 13 días 4 3 7 15,56%
De 13 a 15 días 10 16 26 50,06%
De 16 a 21 días 6 6 12 24,48%
Total 20 25 45 100%

 

Tabla 5.
Espica de yeso 2001 2002 Total %
15 dias 5 3 8 17,78%
16 a 21 días 9 16 25 55,56%
22 a 30 días 6 6 12 16,66%
Total 20 25 45 100%

 

Tabla 6. Complicaciones.
Acortamiento De 1cm Normal desconocido Total
Número de casos 10 14 21 45

 

Tabla 7. Tratamiento quirúrgico.
Tratamiento quirúrgico Número de casos %
Lámina y tornillos (2001) 2 50%
Titanium Elastic Nail (2002) 2 50%
Total 4 100%

 

Tracción de Thomas. Sala E. Hospital de Edendale. Figura 1. Tracción de Thomas. Sala E. Hospital de Edendale.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)
Hemiespica o pantalón para caminar. Sala E. Hospital de Edendale. Figura 2. Hemiespica o pantalón para caminar. Sala E. Hospital de Edendale.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)
Fractura del fémur izquierdo por accidente automovilístico. Figura 3. Fractura del fémur izquierdo por accidente automovilístico.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)
Fractura del fémur izquierdo (mismo caso que la figura anterior). Operado por Titanium Elastic Nail (TEN). Observése la vía de acceso por el 1/3 inferior del fémur. Figura 4. Fractura del fémur izquierdo (mismo caso que la figura anterior). Operado por Titanium Elastic Nail (TEN). Observése la vía de acceso por el 1/3 inferior del fémur.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)
Fractura del fémur izquierdo (mismo caso que la figura anterior). Vista del 1/3 superior y del foco de la fractura. Figura 5. Fractura del fémur izquierdo (mismo caso que la figura anterior). Vista del 1/3 superior y del foco de la fractura.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)
El mismo caso un mes después de la operación. Observése la formación del callo óseo. Figura 6. El mismo caso un mes después de la operación. Observése la formación del callo óseo.
(Haga clic en la imagen para verla más grande)

Tratamiento

La espica de yeso fue aplicada en 20 y 25 pacientes respectivamente, 2 casos fueron operados por la técnica de lámina y tornillos y dos por la vía de la fijación intramedular.

En nuestro medio ambiente, el uso de la espica o pantalón para deambular que consiste en una hemi-espica que permite que el niño camine, es muy conveniente, pues facilita una interacción social y una producción de callo óseo el cual es muy evidente en nuestros casos.

La duración de la tracción fué:

La espica de yeso fué mantenida por menos de 15 días en 8 pacientes. Entre 16 a 21 días en 25 y entre 22 dias y un mes 12 pacientes.

La complicación mas común fue el Acortamiento en 10 pacientes.

La mesuración en 14 casos fué normal y no pudimos obtener la información en 21 pacientes.

Discusión

Encontramos más lesiones en el sexo masculino con 37 pacientes (75,5%); el resto femeninos fueron 12 ( 24,5%), correspondiendo con la literatura mundial pues son los varones mas activos y por supuesto mayor la probabilidad de que se produzca la fractura.

La edad más común fue entre 2 y 10 años que es cuando ellos caminan y tienen más posibilidades de sufrir el trauma. No encontramos ninguna historia de abuso en ninguno de los 7 casos de infantes. Nuestra investigación coincide totalmente con la literatura mundial.

La predominancia de la fractura del fémur derecho no guarda alguna relación con fenómeno alguno.

La duración de la tracción fué menos de 13 dias en los 7 casos de infantes, y el resto de los pacientes usaron la tracción entre 13 a 21 dias. Este parámetro coincide no solamente con la literatura sino también con nuestra experiencia. El uso de la espica en duración de tiempo de menos de 21 días en 33 de los casos, muestra cuan útil es la hemiespica o pantalón para deambular en nuestro medio (figura 2), porque produce muy buena formación de callo óseo durante el período de su uso por la estimulación de los osteoblastos.

El acortamiento como complicación es compatible con los resultados mundiales. No es común encontrar mucho acortamiento pues la estimulación de crecimiento después de la fractura, causa una afluencia de sangre al foco de la fractura con resultado posterior de una equiparación de la longitud de los miembros.

El tratamiento quirúrgico fué usado en 4 de los 49 pacientes. Láminas y tornillos fueron usados en 2 de los casos y la fijación intramedular en otros dos.

La lámina fue usada en el año 2001 y la fijación intramedular en el 2002.

La lámina y tornillos fué usada en dos pacientes donde no obtuvimos con la tracción resultados adecuados por diferentes razones (férulas no adecuadas, no cooperación de paciente, etc.).

En nuestros casos en TEN se usó en uno de los casos que había partes blandas interpuestas en el foco de fractura y fue necesario incluso intervenir en el foco de fractura. El otro caso presentaba una fractura de tibia en el 1/3 superior y no era posible aplicar la tracción esquelética, además de presentar un trauma craneal con parálisis de cuarto par craneal (oblicuo superior) (figuras 3, 4, 5 y 6).

Después de la cirugía, no tuvimos complicaciones tales como sepsis, lo cual demostró la buenas condiciones de nuestros salones de operaciones.

Por supuesto, necesitamos más tiempo para determinar si nuestros pacientes operados desarrollaron miembros inferiores de mayor longitud, complicación la cual es muy común cuando se reducen las fracturas de femur al 100%. Conocemos y estamos de acuerdo con el concepto de muchos ortopédicos cuando dicen: “Es mejor permitir un centímetro de cabalgamiento en una fractura de fémur porque después el estímulo de crecimiento puede producir un miembro mas largo”.

Es muy importante expresar las ventajas del TEN:

Conclusiones

  1. Los más afectados fueron los varones entre 2 a 10 años de edad.
  2. Los pacientes de menos de 2 años de edad, preferimos usar la tracción entre 10 a 13 días porque en este tiempo podíamos aplicar y reaplicar si era necesario la tracción y obtener buenos resultados. Modernamente algunos autores prefieren aplicar la espica tempranamente en menos de una semana después de poner la tracción. El resto de nuestros pacientes fueron tratados conservadoramente con tracción mantenida entre 13 y 21 dias dependiendo de los resultados clínicos y radiológicos.
  3. En nuestro medio la hemiespica o pantalón de yeso para deambular, es una muy buena opción pues produce una buena interacción social y rápida producción de callo óseo.
  4. El acortamiento no fué un fenómeno significante.
  5. El tratamiento conservador continua siendo la primera opción en el tratamiento de las fracturas de la diáfisis de fémur en el niño por debajo de los 10 años de edad.
  6. El uso de la lámina y tornillos, es una técnica que toma largo tiempo del tiempo quirúrgico, y no es recomendada con frecuencia en estas lesiones en el niño.
  7. El TEN es una buena opción en casos en los que:
    1. En los pacientes que sufren de otras fracturas.(como en el caso que exponemos).
    2. En los que necesitan ser transportados o movilizados tempranamente.
    3. En los de mas de 10 años de edad.

Recomendaciones

  1. Continuar los estudios acerca de la diáfisis del fémur en nuestro hospital.
  2. Todos los pacientes que ingresen en el Hospital de Edendale presentando fractura de la diáfisis del femur debe aplicarse estas líneas de tratamiento:
    1. En los menores de 2 años de edad o de peso por debajo de los 10 kg aplicar la tracción de Gallows.
    2. Si la fractura esta alineada y el médico de guardia decide aplicar la Espica de yeso sin aplicar tracción, debe ser ingresado tras un adecuado examen buscando otras fracturas y complicaciones sobre todo del tipo abdominal.
    3. Si el paciente tiene una edad entre 2 a 10 años, o su peso esta por encima de los 10 kgs, debe ser ingresado aplicando la tracción de Thomas con la férula adecuada.
    4. Estos pacientes deben permanecer en tracción por 10 a 15 días y después aplicar la espica durante 4 a 6 semanas dependiendo del estado clínico y radiológico de cada caso.
    5. En los pacientes en los que su edad sea por encima de 10 años o hubiese sido su fractura producto de un trauma de alta energía, debe considerarse la posibilidad del tratamiento quirúrgico y dentro de ello, el uso del TEN.

Bibliografía

1. Allen BL Jr, Kant AP, Emery FE. Displaced fractures of the femoral diaphysis in children. Definitive treatment in a double spica cast. J Trauma. 1977 Jan; 17(1): 8-19.
2. Anderson WA. The significance of femoral fractures in children. Ann Emerg Med. 1982 Apr; 11(4): 174-177.
3. Bar-On E, Sagiv S, Porat S. External fixation or flexible intramedullary nailing for femoral shaft fractures in children. A prospective, randomised study. J Bone Joint Surg Br. 1997 Nov; 79(6): 975-978.
4. Bordelat D: Fracture of the femoral shaft in children: advantages of the descending medullary nailing, J Pediatr Orthop 5:110, 1996.
5. Buford D Jr, Christensen K, Weatherall P. Intramedullary nailing of femoral fractures in adolescents. Clin Orthop. 1998 May; (350): 85-89.
6. Carey TP, Galpin RD. Flexible intramedullary nail fixation of pediatric femoral fractures. Clin Orthop. 1996 Nov; (332): 110-118.
7. Guttmann GG, Simon R. Three-point fixation walking spica cast: an alternative to early or immediate casting of femoral shaft fractures in children. J Pediatr Orthop. 1988 Nov-Dec; 8(6): 699-703.
8. Ligier JN, Metaizeau JP, Prevot J, Lascombes P. Elastic stable intramedullary nailing of femoral shaft fractures in children. J Bone Joint Surg Br. 1988 Jan; 70(1): 74-77.
9. Martinez AG, Carroll NC, Sarwark JF, Dias LS, Kelikian AS, Sisson GA Jr. Femoral shaft fractures in children treated with early spica cast. J Pediatr Orthop. 1991 Nov-Dec; 11(6): 712-716.
10. Yandow SM, Archibeck MJ, Stevens PM, Shultz R. Femoral-shaft fractures in children: a comparison of immediate casting and traction. J Pediatr Orthop. 1999 Jan-Feb; 19(1): 55-59.
11. Wallace ME, Hoffman EB. Remodelling of angular deformity after femoral shaft fractures in children. J Bone Joint Surg Br. 1992 Sep; 74(5): 765-769.
12. Vrsansky P, Bourdelat D, Al Faour A. Flexible stable intramedullary pinning technique in the treatment of pediatric fractures. J Pediatr Orthop. 2000 Jan-Feb; 20(1): 23-27.
13. Thompson JD, Buehler KC, Sponseller PD, Gray DW, Black BE, Buckley SL, Griffin PP. Shortening in femoral shaft fractures in children treated with spica cast. Clin Orthop. 1997 May; (338): 74-78.
14. Stannard JP, Christensen KP, Wilkins KE. Femur fractures in infants: a new therapeutic approach. J Pediatr Orthop. 1995 Jul-Aug; 15(4): 461-466.
15. Shapiro F. Fractures of the femoral shaft in children. The overgrowth phenomenon. Acta Orthop Scand. 1981 Dec; 52(6): 649-655.
16. Reeves RB, Ballard RI, Hughes JL. Internal fixation versus traction and casting of adolescent femoral shaft fractures. J Pediatr Orthop. 1990 Sep-Oct; 10(5): 592-595.
17. Cabrera Alvarez C, Alonso Sanchez G. Síndrome de abuso físico. Presentación de un caso. Arch Cir Gen Dig 2004 Dic 6. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2004/12-06/2004-12-06.htm
18. Alvarez Cambras R. y col. Manual de procedimientos de diagnóstico y tratamiento en Ortopedia y Traumatología. Editorial Pueblo y Educación. 1986. Pag 48-51, 108-109.
19. Alvarez Cambras R. y col., Tratado de Cirugía Ortopédica y Traumatológica. Editorial Pueblo y Educación 1985. Pag 330-341, 555-556.
20. Mercer C Rang y Baxter Willis. R. Clínicas Pediátricas de Norteamérica Nueva Editorial Interamericana. Primera Edición en Español. 1977. Pag 749-775.
21. Watson/ Jones. Fracturas y heridas articulares. Tomo II. Editorial Científico Técnica Tercera Edición en Español 1980. Pag 917-953.
22. Muller M.E., Allgower M., Schneider R., Willeneger H. Manual de Osteosíntesis. Técnica AO. Editorial Científico Técnica. Tomado de la Edición en Español, 1980.
23. Edmonson A.S., Crenshaw A.H., Cirugía Ortopédica. Campbell. Tomo I. Editorial Científico Técnica. Tomado de la sexta Edición 1981. Pag. 591-610.
24. Mathys (Sinthes). TEN Titanium Elastic nail. Surgical Technique. Manufacturer of the Original Instrument and Implants of AO/ASIF. Magazine of Mathys Medical Ltd. Osteosynthesis. www.mathysmedical.com

 

Artículo anteriorÍndice de la revistaArtículo siguiente

 

Código de conductaCIRUGEST suscribe y acepta el código de conducta para sitios web de salud y medicina de la Health On the Net Foundation Correo1.gif (3506 bytes)Enviad vuestras ideas, sugerencias, ayudas y comentarios al Administrador de CIRUGEST.