ISSN: 1576-2025

Morbimortalidad en pacientes operados por cáncer de colon. Manzanillo. 2002-2004.
Ruber Luis Gallardo Arzuaga1, Carlos Martínez Ávila2, Roberto Aguirre Fernández3, Yurieth Gallardo Sánchez4, Francisco Vargas La O1
1Profesor Asistente de Cirugía, 2Médico Residente de Cirugía General, 3Profesor Auxiliar de Cirugía, 4Profesor Instructor de Cirugía
Hospital Universitario "Celia Sánchez Manduley". Manzanillo. Granma. Cuba.
[Arch Cir Gen Dig, 2006 Oct 2 © Cirugest]

Gallardo Arzuaga RL, Martínez Ávila C, Aguirre Fernández R, Gallardo Sánchez Y, Vargas La O F
Morbimortalidad en pacientes operados por cáncer de colon. Manzanillo. 2002-2004.
Arch Cir Gen Dig 2006 Oct 2. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2006/17/2006-10-02.htm

Resumen

Se realizó un estudio retrospectivo, descriptivo y longitudinal de los enfermos operados por cáncer de colon en un periodo de tres años en el Hospital Universitario ‘Celia Sánchez Manduley”. De un total de 114 casos intervenidos, correspondió al año 2004 el mayor número de pacientes. Los tumores malignos de colon son más frecuentes entre 45 y 74 años de edad. Según la clasificación Astler-Coller para el cáncer colon, el diagnóstico se hace en las etapas B2 y C1. Representan el 2 % de las cirugías de urgencias y el 1,5 % del total de operaciones en el período estudiado. La complicación más frecuente fue la oclusión intestinal. Esta entidad representó el cuarto lugar de todas las neoplasias malignas y el tercer lugar por la mortalidad de los años estudiados. Las áreas más afectadas fueron los municipios de Media Luna y Manzanillo.

Introducción

Las graves consecuencias que en el orden social, psicológico, laboral y económico genera la enfermedad cancerosa la convierte en un grave problema de salud para toda la humanidad [1].

Hoy el cáncer de colon es considerado como la segunda causa de muerte por neoplasia en ambos sexos, solo superado en incidencia por el cáncer del pulmón en el varón y el de mama en la mujer [2].

Las más altas tasas de incidencia corresponden con las áreas económicamente más desarrolladas del mundo occidental, donde se estima que el 5% de la población padece de un cáncer de colon antes de alcanzar los 75 años de edad [2].

Cuba ha sufrido un notable envejecimiento de su población en los últimos años; ésto ha llevado a un incremento en la incidencia de todos los cánceres. El Registro Nacional de Cáncer en Cuba sitúa la incidencia del cáncer de colon en el cuarto lugar, seguido por el de pulmón, próstata y piel [1] y en la provincia Granma ocupa el decimocuarto lugar [3].

Entre los factores de riesgo incluye con menor o mayor importancia: la raza, clase social, factores genéticos, dieta, alcohol, paridad, grado de actividad física, estado nutricional, poliposis del colon, enfermedades inflamatorias del colon, patologías benignas e historia de radioterapia, entre otras [4][5][6].

Con el advenimiento de los medios diagnósticos se incrementa la facilidad de utilización de equipos como los endoscopios flexibles y la ecografía intra-operatoria. El descubrimiento de nuevos marcadores tumorales, además del ya conocido antígeno carcinoembrionario (ACE), como la fosfohexosa-isomerasa (PHI), el antígeno CA 19.9 y la determinación de las producciones de metano por el intestino, se señalan como importantes avances que han permitido mejorar la capacidad de diagnóstico precoz y de las recidivas [7][8].

El cáncer de colon se mantiene asintomático durante años. Los síntomas se desarrollan de manera insidiosa y a menudo durante meses y a veces años antes que se haga el diagnóstico y sobre todo las lesiones del colon del lado izquierdo son detectados más precoz que las de colon derecho ya que predominan los síntomas de constipación, enterorragias y diarreas, así como los cambios de hábito intestinal [9][10].

La mortalidad se debe a las complicaciones del tumor sobre todo oclusión, hemorragia y perforación del tumor.

El interés por conocer el comportamiento de esta enfermedad en nuestro medio, así como los estadios en los que acuden los pacientes a solicitar nuestros servicios y brindarle algún tipo de tratamiento, nos motivó a realizar este estudio con el que se pretendemos detectar como mejorar la actuación precoz de esta enfermedad.

Material y método

Realizamos un estudio retrospectivo, descriptivo y longitudinal de todos los pacientes operados por cáncer de colon (n=114), excluyendo los paciente con tumores malignos de recto, en el periodo comprendido entre enero del 2002 a diciembre del 2004. Los datos fueron obtenidos de los expedientes clínicos de los pacientes, investigándose algunos parámetros epidemiológicos (edad, sexo, municipio de procedencia), enfermedades benignas, clasificación del tipo de operación (urgente o electiva), localización del tumor, forma de presentación y estadio clínico según la clasificación de Astler-Coller para el cáncer de colon. A todos estos parámetros se les aplicó métodos estadísticos descriptivos utilizando variables cuantitativas y cualitativas. Los resultados se procesaron a través del software SPSS versión 10.01 y se emiten conclusiones y recomendaciones.

Resultados y discusión

Al último año de nuestro estudio le corresponde el mayor número de enfermos operados con 42, (36,8%), esto no coincide con otros trabajos consultados.

La edad mas afectada es de 45 a 74 años con un total de 81 enfermos ( 92,34%) coincidiendo con Medrano [2].

Tabla I. Relación de la localización del tumor con el sexo.
Sexo Ciego Ascendente Transverso Descendente Sigmoides Total %
Masculino 10 8 5 15 28 66 57,9
Femenino 7 6 10 10 15 48 42,1
Total 17 14 15 25 43 114 100

El total de enfermos varones operados fue de 66 (57.9%) y el tumor fue más frecuente en el colon sigmoides con 28 casos donde se desarrollan de formas insidiosa y más precozmente [9][10]. Fue el colon derecho el menos afectado en las mujeres de nuestra serie.

Tabla II. Clasificación de los pacientes según el estadio de Astler-Coller.
Estadios Nº de pacientes %
A - -
B1 25 21,92
B2 42 36,84
C1 28 24,56
C2 6 5,26
D 11 9,64
Total 114 98,22

Según la clasificación por estadio de Astler-Coller para el cáncer de colon [10].

A Limitada a la mucosa.
B1 Con extensión a la muscular propia sin traspasarla; ganglios no afectados.
B2 Traspasa la muscular propia; ganglios no afectados.
C1 Con extensión a la muscular propia sin traspasarla, ganglios afectados.
C2 Traspasa la muscular propia; ganglios afectados.
D Metástasis a distancia.

Le corresponde a los estadios B2 y C1 el mayor numero de casos con 42 y 28 pacientes respectivamente.

Del total de pacientes intervenidos, 72 (63,2%) fueron de urgencia y solo 42 (36,8%) se operaron de forma electiva.

Los enfermos intervenidos de urgencia se presentaron con alguna complicación siendo las más frecuentes, en forma decreciente, la obstrucción, perforación y la hemorragia con 34, 22 y 16 casos, respectivamente.

La complicaciones postoperatorias más frecuentes fueron la sepsis de la herida quirúrgica (41,7%), la fístula intestinal (25%), la dehiscencia de sutura (20,8%) y la evisceración (12,5%).

En 101 de nuestros enfermos no se recogió ningún antecedente de patología digestiva previa.

De las formas clínicas de la enfermedad, la oclusiva se encontró en 13 casos (33,3%), siguiéndole la forma anemizante con 24 casos (21,9%), la tumoral 24 (21,1%), la hemorrágica 14 (12,3%) y la forma dispéptica con 13 casos (11,4%).

Tabla III. Incidencia de cáncer de colon en el periodo 2002-2004.
Localización # de Pacientes %
Ginecológico 305 15.2
Mama 254 12,7
Pulmón 247 12,3
Colon 147 7,3
Próstata 146 7,3
Piel 137 6,8
Vejiga 47 2,3
Estómago 50 2,5
Recto 40 2,0
Hígado 26 1,3
Esófago 30 1,5
Lengua 23 1,1
Otros 551 27,5
Total 2003 100

El tumor maligno de intestino grueso tuvo una incidencia en nuestra serie de un 7,3%, fue el cuarto lugar junto con la próstata de todas las neoplasias maligna en el periodo estudiado [1].

Tabla IV. Fallecidos por cáncer en el periodo estudiado.
Localización 2002 2003 2004 Total
Pulmón 17 10 19 46
Mama 4 8 7 19
Colon 7 7 14 28
Ginecológico 3 5 12 20
Próstata 7 6 10 23
Otras 49 33 11 93
Total 87 69 73 229

En el periodo que se analizó corresponde al cáncer de colon el tercer lugar con 28 casos (32%), como causa de muerte después de las neoplasias de pulmón y próstata, lo que no se corresponde con otros autores [2]. Los fallecidos correspondieron a los pacientes operados de urgencias por una complicacion de la enfermedad.

Tabla V. Incidencia de cáncer de colon por municipio.
Municipio Nº de pacientes %
Manzanillo 40 35,1
Campechuela 8 7,0
Media Luna 46 40,4
Niquero 5 4,4
Pilón 3 2,6
Yara 4 3,5
Rió Cauto 2 1,7
Maso 6 5,3
TOTAL 114 100

De los casos estudiados el mayor numero de enfermos corresponden al municipio de Media Luna con 46 (52,4%), seguido por el municipio de Manzanillo con un 45% de incidencia. No existe un trabajo previo, ni referencias bibliografica en el área estudiada para comparar este resultado, considerando esto una importante característica epidemiológica entre los municipios incluidos en el estudio.

Conclusiones

Concluimos que el cáncer de colon es mas frecuente antes de los 75 años [2]. Se presentan en estadio B2 y C1 según los estadios de Astler-Coller [10].

El mayor número de las operaciones fue de urgencias por acudir al centro con alguna complicación de la enfermedad (oclusión intestinal la más frecuente).

En nuestro trabajo la neoplasia maligna de colon ocupó el cuarto puesto de todas las neoplasia diagnosticadas en el hospital en los tres años estudiados y la tercera causa de muerte dentro de la enfermedad maligna.

Los municipios de Media Luna y Manzanillo son los mas afectados por lo que sugerimos efectuar cursos de capacitación y actualización en la atención primaria para la detección precoz de esta entidad. Desarrollar pesquisas en los municipios con mayor incidencia para el diagnóstico de esta enfermedad y realizar un estudio analítico que de continuidad a esta investigación.

Bibliografía

1. Obrador A, Benito E. Epidemiología. En: Grau de Castro JJ, Pique Badia JM. Monografía Clínicas en Oncología. Ediciones Doyma SA, España; 1990: 1-11.
2. Medrano J. Detección precoz. En Grau de Castro JJ, Pique Badia J M. Monografía clínicas en oncología. Ediciones Doyma. España; 1990: 13-29.
3. Garrote Fernández L. Incidencia del cáncer en Cuba. La Habana: Científico Técnica; 1995: 35-50.
4. Martinez ME, Sampliner R, Marshall JR, Bhattacharyya AK, Reid ME, Alberts DS. Adenoma characteristics as risk factors for recurrence of advanced adenomas. Gastroenterology. 2001 Apr; 120(5): 1077-1083.
5. Jarvinen R, Knekt P, Hakulinen T, Aromaa A. Prospective study on milk products, calcium and cancers of the colon and rectum. Eur J Clin Nutr. 2001 Nov; 55(11): 1000-1007.
6. Pisa FE, Barbone F, Montella M, Talamini R, La Vecchia C, Franceschi S. Migration, socio-economic status and the risk of colorectal cancer in Italy. Eur J Cancer Prev. 2000 Dec; 9(6): 409-416.
7. Scheunemann P, Hosch SB, Kutup A, Izbicki JR. Molecular markers in colorectal carcinoma. Swiss Surg. 2001; 7(6): 243-247.
8. Borugian MJ, Sheps SB, Whittemore AS, Wu AH, Potter JD, Gallagher RP. Carbohydrates and colorectal cancer risk among Chinese in North America. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2002 Feb; 11(2): 187-193.
9. Cury Mde S, Forones NM. Multiple primary neoplasms in colorectal cancer patients. Arq Gastroenterol. 2000 Apr-Jun; 37(2): 89-92.
10. Vastyan AM, Walker J, Pinter AB, Gerrard M, Kajtar P. Colorectal carcinoma in children and adolescents--a report of seven cases. Eur J Pediatr Surg. 2001 Oct; 11(5): 338-41.

Artículo anterior  Imprimir  Inicio  Artículo siguiente


© Copyright, CIRUGEST octubre, 2007.